LITERATURA PARA RECOMENDAR

2

El relato como desvío

Esa es la magia del relato. Nos sumerge, momentáneamente, en un mundo de ensoñación. Son cápsulas o dosis literarias suficientes para abstraernos. Así parece funcionar El desvío, libro de relatos de Susana Grimberg, que llegó a mis manos hace un par de semanas. Para quienes no la conocen es poeta, narradora, psicoanalista y periodista.

El desvío trata sobre el amor. Por sobre todo de las ramificaciones (no siempre felices) que surgen a partir de él. Lo trágico en su desenlace, las historias truncas a mitad de camino, la vuelta a un pasado mejor, los encuentros a destiempos, la clandestinidad, la ausencia aún en la presencia, la presencia aún en la ausencia, el (auto)control, el triángulo amoroso implícito. Estas ramas se cuentan mediante situaciones cotidianas con alto poder de reconocimiento entre los lectores. El desvío sucede a nivel físico y a nivel emocional. Sin olvidar, muchas veces, que el camino alternativo sólo es el comienzo de un nuevo camino o de un nuevo equilibrio.

Considero que algunos de sus relatos son demasiados cortos (y de rápido desenlace), y que si bien, como todo texto, el lector termina completando la obra, hubiera profundizado un poco más. Entre mis preferidos se encuentra: “El azar es una pantera al acecho”.

Desvío. Desviarse es elegir. Elegir consciente. O inconscientemente. ¿Acaso la no-acción no es una forma de acción?. Desvío por elección o por imposición.

Todo está en los detalles. El desvío se materializa a su vez en los agradecimientos que en la autora adquieren el nombre de reconocimientos y se encuentran en el final.

Bonus. La autora recibió el Primer Premio Narrativa Certamen Nacional e Internacional Editorial Nuevo Ser por El desvío.

¡Gracias Kiako – Anich por este libro!

Lean libros.

Share.

About Author

Soy sólo una chica (indómita) que lee y escribe. Formalmente: Licenciada en Comunicación Social y Periodista.

2 comentarios

Leave A Reply