LITERATURA PARA RECOMENDAR

0

Resulta difícil escribir sobre un hit editorial como “Patria” de Fernando Aramburu. Especialmente porque lo que me interesa destacar, no es el motivo por el que “pegó” tanto en Argentina, sino por la manera en la que trata el tema de la amistad. Más allá de que el libro permite varias lecturas, la base de la historia tiene este eje y la muestra desde diferentes ángulos. Por supuesto que habla de esa amistad “alegre” que todos vivimos, pero también de los lados más oscuros, desde los celos y el rencor. Es un tema simple, pero interminable. Las protagonistas son dos amigas: Bittori y Miren, y a lo largo del libro vemos la mutación de ese vínculo. Acompañadas por sus familias, vecinos, amigos, la sociedad… todos conforman esta historia sobre una amistad rota con varios disparadores.

Es imposible no tentarse y hablar de la grieta, la división política argentina y qué pasa cuando las ideas nos ponen en veredas opuestas. El comienzo del libro tiene como marco el anunció de alto el fuego por parte de ETA. Bittori decide volver a su pueblo después de 20 años de estar exiliada tras el asesinato de su marido Txato. Allí vive todavía su (ex) mejor amiga de la infancia Miren, quien tiene a su hijo mayor preso por haber formado parte de ETA en el pasado. Este retorno afecta la supuesta tranquilidad de un pueblo y busca concretar charlas que quedaron pendientes.   

Probablemente lo más atractivo del libro, es cómo cuenta las múltiples caras de la amistad: entre mujeres, entre madre e hija, entre hermanos, padre e hijo, entre una empleada doméstica y su patrona, entre militantes… Tantas posibilidades como vínculos existentes. Y en cada caso las tensiones, los silencios y las concesiones cambian.

“Patria” te hace reír y llorar. Aranguren maneja un equilibrio muy fino entre el drama y la comedia. Puede contar cosas muy pesadas en diálogos graciosos. Este recurso lo vi en varios autores españoles, lo que me lleva a sospechar que es parte del “estilo”  de los escritores de ese país (si es que se puede trazar un fenotipo, claro). La reflexión mundana sobre preguntas filosóficas aparece en “Patria” y nosotros, los lectores, sonreímos siendo cómplices. 

Fernando Aramburu

La acción se sucede capítulo a capítulo, creciendo desde la segunda mitad en adelante y no da respiro. Cada personaje tiene su particularidad, su problemática y su forma de entender el mundo. La voz del narrador va y viene, por lo que el lector se choca de frente con los sentimientos de cada uno de ellos. Claramente eso hace que la historia sea redonda y que podamos entender todo ese universo complejo que se desarrolla alrededor de Bittori y Miren. Una con dolor y preguntas, la otra sosteniendo una bandera por amor. Ambas infelices, tratando de llevar adelante sus vidas y la de sus familias. Por otro lado se encuentran los hijos que también, hacen lo que pueden para que el drama y sus errores no se los lleve puestos.

Los capítulos pasan volando y a pesar de ser un “libro gordo”, es de lectura rápida. Tiene ritmo, y cuando se está acercando el final, uno está tan encariñado con los personajes que no queres que termine. La descripción del clima social es muy detallada y para por alto los lugares comunes del prejuicio. Queda abierta la invitación al lector para que reflexione más allá de la historia pequeña de estas dos mujeres. Ligada a esta historia de amistad, el tema final que se aborda es el del “perdón”, y el autor lo hace con una gran delicadeza. El perdón en pequeña y gran escala: entre vecinos, entre facciones, entre amigas. En Patria el abrazo y el silencio expresan todo eso que no se dijo y duele.

“Patria” de Fernando Aramburu fue editado por Editorial Tusquets y se consigue en casi todas las librerías del país.

Epilogo: ¿Dónde leer a Margarita Segundo?

Twitter

Instagram

Share.

About Author

Leave A Reply