LITERATURA PARA PARTICIPAR

0

Cortázar y la tecnología, por Roni Bandini.

¿Quién dijo que la literatura y la tecnología son irreconciliables? Como siempre para muestra basta el ebook. O la propuesta de Roni Bandini, emprendedor y creador, para aproximarnos de una manera novedosa a la obra de Julio  Cortázar.

Crédito: Café Cortázar

¿Por qué la tecnología? “Para salir adelante”, según el protagonista de este encuentro que ocurrió en el querido Café Cortázar, hace un par de semanas. Si entendemos tecnología como el conjunto de instrumentos, recursos técnicos y procedimientos empleados en un determinado sector. Una forma de avanzar. Una vuelta más.

¿Por qué Julio Cortázar? “Porque sus textos abren mundos, son interactivos, invitan a lo lúdico y, como si fuera poco, es un autor cercano”, resume.

Proyectos, pensados y creados, por Roni Bandini para acercarnos, de manera lúdica, a la obra de Julio.

El primero es Rayuelomatic, un dispositivo que permite 3 modos de lecturas de Rayuela. Admite las dos formas de lecturas propuestas por Cortázar (el primer modo se lee de forma corriente y llega hasta el capítulo 56, y el segundo modo empieza en el capítulo 73 y sigue un orden que se indica al pie de cada capítulo), y suma un tercer modo al azar a través de este dispositivo.

¿Una máquina expendedora de literatura? ¿Se puede imprimir un ticket con una ficción corta, elegida o al azar? Sí, es el segundo proyecto y, me animaría a decir, mi favorito. La espera siempre es más amena si tenemos algo para leer. Y, en caso de no contar con un libro, es una gran solución. Llenemos la ciudad de expendedores de literatura.

Mi ticket. Seleccioné mi ficción corta para imprimir. Y éste fue el resultado:

Capítulo 68 de Rayuela, de Julio Cortázar. Está escrito en Gliglico, un lenguaje creado por el autor. Así lo presentan: “Se trata de un lenguaje musical que se interpreta como un juego, además de ser un lenguaje exclusivo compartido por los enamorados que los aísla del resto del mundo”. Este capítulo evoca una escena erótica (y de amor) que si bien parece no “leerse” bien o del todo, apelamos a las sensaciones y a la imaginación para comprenderla. Por otro lado, nos habilita a un sinfín de interpretaciones, y se produce la tan ansiada apropiación del texto por parte del lector. Puentes entre autores y lectores. Lo más parecido a la felicidad.

El tercer proyecto recibe el nombre de Text 2 Music. Es un software que convierte los cuentos en música. Roni considera que todo escritor y, por ende, todo texto tiene musicalidad propia. Sumergirnos en notas, acordes, ritmos y estilos en clave literaria es posible. En este caso pudimos apreciar cómo sonaría El Perseguidor, cuento de Julio Cortázar, si viviera en el pentagrama. ¿No les parece mágico?

Si alguien está emparentado, fuertemente, con el azar, ese es Julio Cortázar. No resulta raro que las propuestas de Roni lo contemplen. El maridaje entre lecturas alternativas, tecnología y música es posible. Si Cortázar abre mundos, Bandini  hace lo propio.

Lean libros.

Share.

About Author

Soy sólo una chica (indómita) que lee y escribe. Formalmente: Licenciada en Comunicación Social y Periodista.

Leave A Reply