LITERATURA PARA CELEBRAR

0

El don de la escritura. Y de la lectura.

Poema de los dones

Jorge Luis Borges.

Nadie rebaje a l√°grima o reproche
esta declaración de la maestría
de Dios, que con magnífica ironía
me dio a la vez los libros y la noche.

De esta ciudad de libros hizo due√Īos
a unos ojos sin luz, que sólo pueden
leer en las bibliotecas de los sue√Īos
los insensatos p√°rrafos que ceden

las albas a su afán. En vano el día
les prodiga sus libros infinitos,
arduos como los arduos manuscritos
que perecieron en Alejandría.

De hambre y de sed (narra una historia griega)
muere un rey entre fuentes y jardines;
yo fatigo sin rumbo los confines
de esta alta y honda biblioteca ciega.

Enciclopedias, atlas, el Oriente
y el Occidente, siglos, dinastías,
símbolos, cosmos y cosmogonías
brindan los muros, pero in√ļtilmente.

Lento en mi sombra, la penumbra hueca
exploro con el b√°culo indeciso,
yo, que me figuraba el Paraíso
bajo la especie de una biblioteca.

Algo, que ciertamente no se nombra
con la palabra azar, rige estas cosas;
otro ya recibió en otras borrosas
tardes los muchos libros y la sombra.

Al errar por las lentas galerías
suelo sentir con vago horror sagrado
que soy el otro, el muerto, que habr√° dado
los mismos pasos en los mismos días.

¬ŅCu√°l de los dos escribe este poema
de un yo plural y de una sola sombra?
¬ŅQu√© importa la palabra que me nombra
si es indiviso y uno el anatema?

Groussac o Borges, miro este querido
mundo que se deforma y que se apaga
en una p√°lida ceniza vaga
que se parece al sue√Īo y al olvido.

Lean libros.

Share.

About Author

Soy sólo una chica (indómita) que lee y escribe. Formalmente: Licenciada en Comunicación Social y Periodista.

Leave A Reply