LECTORA INVITADA

0

📌Prólogo: inaugura esta sección mi amiga, periodista, colega y, por sobre todo, lectora Margarita Segundo. Hagamos de #LaChicaQueLee una gran comunidad. ¡Gracias Margarita por compartir tu energía, tu tiempo y tu talento!

Outlander: como sapo de otro pozo

Estrenar una columna siempre genera cierta emoción, pero sobre todo incertidumbre. Me sumo a #LaChicaQueLee pensando: “¿Seré capaz?”. Siempre creí que, quienes podían hablar de literatura, eran personas cultas y realmente profundas. Dudo que yo me incluya entre este tipo de personas. Pero la falta de academia creo cubrirla bien con curiosidad, pasión y una gran cuota de caradurez. Por eso queridos lectores, le dejo a Joyce a quienes entienden del tema y les presento oficialmente esta columna donde comentaré libros que son series y películas. A veces más “pochocleras”, otras más “independientes”, aquí vamos a hablar de esas historias que superaron el papel para llegar a la imagen en movimiento.

Y como creo ser la primera invitada en esta web, no encuentro mejor chiste que hablar de Outlander (Forastera). Este libro es de 1991 y está escrito por Diana Gabaldon. Hoy se hizo la serie y tiene a más de una mujer en vilo por las aventuras de Claire y Jamie. Sí, efectivamente se trata de una historia romántica. Pero no, no es la misma historia de siempre. Forastera es un libro que, a su manera, supo romper con la estructura narrativa clásica de las novelas rosas para agregar ciencia ficción, misterio, violencia y aventura. Probablemente este acierto tiene que ver con que Gabaldon viene del lado de la ciencia. Ella tiene una diplomatura en zoología, más varios Masters y trabajos que la ubican dentro de la academia norteamericana. Podemos decir que representa una mirada femenina diferente dentro del género.

El primer libro de la saga presenta la historia de Claire una enfermera casada en 1945 que, sin querer, viaja en el tiempo a la Escocia del 1700. Allí conocerá a Jamie Fraser, galán y héroe atípico de novelas, quién hará que ella se replantee algunas de sus creencias. La historia resulta atractiva porque logra sacar a la mujer del rol clásico, para ponerla en un lugar más conflictivo. Resolver un triángulo amoroso, decidir frente a un dilema moral como es el adulterio, enfrentar la cosmogonía de otro tiempo, pero sobre todo entender las concepciones frente a la muerte y el propio cuerpo.

Hay dos puntos fuertes en la primera entrega. Uno es la escena donde ya casados, Jamie castiga físicamente a Claire por no obedecerlo. La polémica se desató alrededor de la supuesta apología de la violencia. Lo único que tengo para decir es que si usted, estimada lectora, cree que los derechos de las mujeres eran respetados en el 1700, es hora de que se entere de que el Ratón Pérez son los padres… No se trata de justificar el maltrato, sino que la escena hace verosímil una historia que de por sí es bastante fantasiosa. Y no lo digo por lo de los viajes en el tiempo, sino por la posibilidad de encontrar al único tipo en toda Escocia con la dentadura completa. Al fin de cuentas la violencia no hace más que mostrar a los personajes en sus puntos más bajos, en pos de la historia de amor.

El otro punto fuerte es la tensión erótica entre el galán, una vez más Fraser y su enemigo: Black Jack Randall. Una contracara sumamente violenta y sádica donde sólo obtiene placer abusando, en todos los sentidos, de su oponente. La complejidad de ese personaje hace que por una vez, no sea la mujer el objeto de deseo. Y sin dudas lo que más enaltece al protagonista masculino es el sacrificio que hace por amor y los demonios que encierra el “darlo todo”.

El salto del libro a la serie fue bueno. Un excelente casting logró darle vida a los personajes (Sam Heughan promete y cumple), y reprodujeron esta primera parte de manera bastante fiel. Con el segundo se tomaron un par de licencias, que probablemente no todas las chicas del club de fans lo hayan tomado a bien… pero el éxito de la serie no para, y hoy se está emitiendo la tercera temporada por Fox Play en Argentina. Comentario aparte: la reconstrucción de época y el vestuario son muy buenos. Algo difícil de encontrar en una serie, trust me. ¿Llegarán a completar los 8 libros? ¡Solo dios y los productores saben!

Probablemente Outlander no sea considerado dentro de la liga de la “alta literatura”. Pero su éxito radica en saber acompañar un clima de época. Si bien los libros ya tienen más de 20 años, es hoy que cobra relevancia la historia y tiene sentido hacer la serie por cómo el mundo se está concientizando sobre los derechos femeninos. Si es verdad que no todos los libros de la saga sostienen esta “nueva” mirada, pero el trasfondo general apoya esta idea de que la mujer bella es la que lucha, la que reclama, la que es inteligente, y la que, por una vez, es la que lo salva a él.

📌Epílogo: ¿Dónde leer a Margarita Segundo?

📍 Twitter

📍 Instagram

 (imágenes: Google)
Share.

About Author

Soy sólo una chica (indómita) que lee y escribe. Formalmente: Licenciada en Comunicación Social y Periodista.

Leave A Reply