LECTORA INVITADA

0

Orgullo y Prejuicio… y un par de defectos más

¡Increíble que me encuentre escribiendo esta segunda entrega de la columna! Aunque no lo crean es mucho más que haber pasado el primer mes de ir al gimnasio…Hoy vengo a comentar un clásico de clásicos, un libro que marco a más de una muchachita y a todas nos hizo suspirar: Orgullo y Prejuicio, de Jane Austen. Siempre intenté reflexionar sobre cuál era el factor que hacia tan atractiva esta historia, y creo que lo que tiene es que la heroína es realmente una perdedora. La menos agraciada de todas las mujeres de la familia, en un hogar con poca plata, una madre absolutamente invasora y superficial, y encima todas las hermanas consiguen novio antes que ella… es raro que en algún punto de la historia Elizabeth no haya concretado su deseo de ahorcarlas.

Como podrán observar en las fotos mi copia del libro es de las ediciones baratas que venden en Avenida Corrientes. De las publicaciones de tapa dura en colores pasteles tengo varios, muchos de Austen. ¿Y quién puede decirme algo? ¡Esos libros son simplemente hermosos!

El traspaso de esta historia al cine es principalmente recordado por la versión del 2005 con Keira Knightley. Sin embargo, es importante mencionar que hubo muchas mini series realizadas para televisión. La primera que pude rastrear es de 1980, la segunda es la inolvidable versión de 1995 con Colin Firth como Mr. Darcy (inserte aquí suspiros varios). En el 2003 hubo una película norteamericana que adapta la historia a un secundario bien al estilo “Diez cosas que odio de ti” y por supuesto, pasó sin pena ni gloria. Por último según IMDB en el 2014 se hizo una serie más de la cual hay muy poca información.

Es difícil agregar algo nuevo sobre un libro que hoy es lectura obligada de cualquier grupo literario. Pensadoras feministas ya han hecho nuevas lecturas, y lo que nos trae esta historia es primero, la presentación de diferentes modelos de mujer. Cada una de ellas con sus características hacen que la historia de amor avance. Por otro lado, la idea de que el orgullo y el prejuicio en el amor llevan al desencuentro (motor del conflicto), y si lo pensamos en otros aspectos de la vida nos hace preguntarnos: ¿De cuántas cosas nos estaremos perdiendo?.

Las idas y vueltas de Elizabeth Benett hacen que el lector pueda ver todas sus facetas de una manera honesta. Enojada, soberbia, preocupada, resignada, enamorada…hay un poco de todo para aquellos que buscan identificarse con una heroína que puede ser desafiante y humilde al mismo tiempo. Es un personaje que no tiene miedo a pedir disculpas, y eso en los tiempos que corren parece un milagro.

El talento de Jane Austen es presentarnos una historia rosa con preguntas complejas. La descripción de cada personaje es maravillosa. Insisto con las hermanas: es imposible que el lector no se encariñe con Kitty y Mary, no sufrir por Jane o detestar a Lydia. Bastante lejos de las pasmosas y estereotipadas hermanas de “Las Estrellas”, cada personaje tiene un porqué y una razón creíble.  

Con respecto a la película se puede decir que le hace honor al libro sin lugar a dudas. Es obvio que todas queremos ser la mejor amiga de Keira Knightley, y que por más que hoy, Matthew Macfadyen haya echado panza, lo vamos a querer hasta el fin de los tiempos. Además la película cuenta con una excelente fotografía y la paleta de colores es simplemente bella. El final es todo: igual al libro y completamente diferente. Los rayos del sol en el campo, y la risa de Donald Sutherland al final son imágenes hermosas y conmovedoras. Aquí la felicidad es posible, siempre que estemos dispuestos a bajar la guardia.

📌Epílogo: ¿Dónde leer a Margarita Segundo?

📍 Twitter

📍 Instagram

 (imágenes: Google)
Share.

About Author

Leave A Reply